lunes, 5 de octubre de 2009

¿Qué es la honestidad para las personas?

Resumen de la Actividad: El contenido de esta actividad tratará sobre la honestidad. La primera actividad se realizará mediante una conversación del educador con los niños sobre el tema en el que relatará un cuento, en una segunda actividad los niños harán dibujos sobre el contenido del cuento, y finalmente, en una tercera actividad, harán una exposición en el mural con todos los dibujos confeccionados. Posteriormente se realizará una visita de los padres para ver el mural.




Objetivo: · Desarrollar en los niños nociones acerca de la honestidad.



Procedimientos:

Conversación

Relato

Observación

Acciones prácticas



Recursos materiales: Láminas, fotos, papeles, lápices de colores, pinceles, témperas, y otros materiales de artes plásticas.



Desarrollo de la actividad:

1ªParte

El educador comenzará realizando una exploración, mediante un diálogo sobre los conocimientos que los niños tienen de honestidad, a fin de tener un diagnóstico de la misma.



2ª Parte

Contar el cuento “Una conducta honesta”, que puede acompañarse de una o varias láminas referidas a la historia, tales como:

a) Lámina en que se observe al niño que vive en condiciones muy pobres.

b) Lámina en que se ve entre la gente una anciana.

c) Lámina en la que un niño observa como a la anciana se le cae su bolso.

d) Lámina del niño viendo que el bolso tiene mucho dinero.

e) Lámina en que se observa al niño devolviendo el bolso a la anciana.



“Una conducta honesta”



Érase una vez un niño muy pobre que vivía con sus padres en una zona en las afueras de la ciudad. Juanito, que así se llamaba el niño, se iba todas las mañanas bien temprano al mercado de la ciudad, a tratar de buscar algo que hacer para que los comerciantes lo ayudaran con algunas cosas que le regalaban: frutas, hortalizas, verduras, con las cuales él contribuía a la economía hogareña, a pesar de que como era un niño era bien poco lo que podía conseguir.



Un día estando sentado frente a una tienda de frutas vió a una anciana comprando algunas cosas, que echaba en una bolsa grande. Juanito se acercó a ella para tratar de ayudarla, pero la anciana, al verlo tan desarrapado, lo echó de su lado, porque temía que el niño le fuera a coger algunas frutas. Juanito no le hizo mucho caso, pensando que quizás la viejecita había tenido anteriormente algún tipo de experiencias desagradable, y se puso a mirar otras cosas.



En eso la anciana se va y, como era muy viejita, echó su bolsa del dinero en la bolsa, y esta se cayó al suelo sin que se diera cuenta. Juanito corrió donde la bolsa había caído, y cuando la abrió ¡Cielos, allí había dinero como para que toda su familia comiera una semana! ¡Qué suerte!.



¿Y saben lo que hizo Juanito? Corrió donde la anciana que ya se iba del mercado, y ésta al verle de nuevo le dijo: “Mira niño, ¡ya te dije que no quiero que me ayudes!”

“Señora” replicó Juanito no es para eso, sino para devolverle esta bolsa que se cayó sin que usted se diera cuenta.”

La anciana incrédula tomó la bolsa, miró dentro y exclamó: “Que injusta he sido, un niño tan honesto y yo rechazándolo.” “Pero vamos, ven conmigo a mi casa, para que te de todo lo que necesites para ti y tu familia.”

Y dicen que desde entonces todo el mundo en la vecindad llama a Juanito “el honrado”, por lo honesto que había sido en su conducta.



Una vez terminado el cuento el educador le dará la posibilidad a los niños de que hagan comentarios sobre lo sucedido en el relato, guiará la conversación hacia la conducta honesta seguida por Juanito, hablará a los niños sobre qué es la honestidad, definirá cuáles son las buenas acciones para considerar a alguien honesto, de forma que comprendan qué es la honradez, y cómo deben ser las relaciones entre las personas honestas.



3ª Parte

El educador invitará a los niños a hacer dibujos y pinturas en que se destaque la ayuda a otras personas.



Primeramente conversará con los niños sobre la importancia de tales dibujos para que ellos comprendan bien que es la honestidad, apoyándolos con preguntas hasta que ellos puedan dar una descripción elemental de lo que es la honestidad. Concluida esta parte los niños se dedicarán a elaborar los dibujos y pinturas bajo la orientación del educador.



4ª Parte

Con los dibujos los niños organizarán el “mural de la honestidad” con los mejores dibujos, e invitarán a los padres a que acudan posteriormente a la exposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada